El 48% de los bancos de EEUU podrían ser insolventes en estos momentos

La situación económica de los Estados Unidos ha sido objeto de preocupación en los últimos tiempos debido a los problemas significativos que se han presentado en el sector bancario. Las quiebras de First Republic y SVB, las segundas y terceras más grandes en la historia de los Estados Unidos, respectivamente, han generado alarma en los mercados financieros y han dejado a muchos inversionistas preguntándose qué está sucediendo. Sin embargo, no son solo los bancos grandes los que están experimentando dificultades financieras, sino también algunas instituciones bancarias más pequeñas, como Silvergate y Signature, han corrido la misma suerte.

Además, la tendencia a la baja de las acciones de otros bancos, como PacWest, Western Alliance Bank o el Metropolitan Bank, entre otros, sugiere que la crisis bancaria podría estar lejos de terminar. De hecho, según algunos estudios bien fundamentados, casi el 48% de los bancos de los Estados Unidos podrían estar actualmente en riesgo de insolvencia debido a que el valor de sus activos es inferior al de sus pasivos.

En este artículo, analizaremos los factores detrás de las quiebras bancarias recientes en los Estados Unidos y exploraremos lo que podría significar para el futuro de la economía del país.

¿Qué está sucediendo en el sector bancario de Estados Unidos?

El 02 de Mayo el noticiero británico Telegraph publicaba un artículo en el que se hacía eco del informe elaborado por el profesor Amit Seru (Stanford University) y un grupo de expertos bancarios para la institución Hoover. El informe revelaba que más de 2.315 bancos estadounidenses (de los 4.800 en total) actualmente tienen activos que valen menos que sus pasivos. Según el informe, gran parte del sistema bancario estadounidense es potencialmente insolvente. El valor de mercado de los activos del sistema bancario de EE. UU. es $ 2,2 billones más bajo que lo sugerido por el valor en libros de los activos que representan las carteras de préstamos mantenidas hasta el vencimiento.

Pero no pensemos que esto sólo afecta a pequeños bancos. Según Seru, uno de los 10 bancos más vulnerables es una entidad riesgo sistémico (Too Big To Fail) con activos por valor de más de $1 billón. Otros tres, de esos 10, son grandes bancos… “No es solo un problema para los bancos de menos de $ 250 mil millones que no tuvieron que pasar las pruebas de estrés”, dijo.

El Tesoro de EE. UU. y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) pensaron que habían detenido la crisis al rescatar a los depositantes no asegurados de Silicon Valley Bank y Signature Bank con una “exención de riesgo sistémico” después de que estos prestamistas colapsaron en marzo .

¿Por qué están fallando los bancos?

La causa subyacente de la insolvencia de los bancos es la acumulación de deudas. Las políticas de dinero gratis de la Reserva Federal de los Estados Unidos han permitido la acumulación de deuda durante muchos años, lo que ha llevado a una situación en la que la cantidad total de la deuda de los Estados Unidos se sitúa en una asombrosa cifra de 31,7 billones de dólares. Ahora con el endurecimiento aplicado (subidas de tipo de interés) para intentar combatir la inflación creada con las políticas anteriores, han dejado fuera de juego a la banca, haciendo que sus activos (reservas) cada vez valgan menos respecto a sus pasivos (deudas), lo que las ha vuelto peligrosamente vulnerables.

¿Cómo afecta esto a la economía de los Estados Unidos?

La insolvencia de los bancos es una preocupación significativa para la economía de los Estados Unidos. Si los bancos quiebran, se producirá una caída en la oferta de crédito que, tal como ya te contamos en este artículo parece haber comenzado, lo que tendrá un impacto significativo en la economía en su conjunto. Además, las quiebras bancarias también pueden desencadenar una cadena de eventos en el mercado financiero que podrían tener efectos en cascada en la economía.

Lectura recomendada del día:

Otros artículos relacionados de interés:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *