Una manera de diversificar: Monedas de oro de inversión.

Comprar monedas de oro, una inversión segura

Un bullion o moneda de inversión es una pieza acuñada en metales preciosos que desde finales de los años 1960. Cuando apareció el Krugerrand sudafricano. Esto marcó una nueva opción de adquirir oro, plata, platino o paladio físicos en un formato diferente al de los lingotes que se vienen usando desde hace miles de años.

Oro (1.0) como refugio de valor

Disponibles en varios pesos, como fracciones de una onza troy (la unidad de peso tradicional utilizada para metales preciosos equivalente a 31,10 gramos). Los bullion se venden por una pequeña prima sobre el precio Spot o Fixing debido a los costos de producción. Pero también hay tendencias en juego y eventos impredecibles que pueden aumentar aún más el valor de ciertas monedas de edición limitada.

Las monedas de inversión están disponibles en oro, plata, platino y paladio, aunque en el día de hoy solo te vamos a hablar de las de oro. Como sabes, el oro es el refugio de valor por excelencia desde tiempos inmemoriales. Aunque ahora esté siendo (ya lo ha sido según mi opinión) desplazado por otro activo duro con unas propiedades que lo superan en todos los aspectos: Bitcoin (oro 2.0).

Pero no nos desviemos del tema…, hoy hemos venido a hablar de oro y de la modalidad de inversión en forma de bullion o monedas de inversión.

Como decíamos una de las opciones para invertir en metales preciosos es comprar monedas bullion de oro (o monedas de oro de inversión).

Ventajas

Este tipo de inversión tiene sus ventajas particulares:

Ya por tratarse de valores en un metal precioso, las monedas de oro son activos que no se encuentran ligados a las economías de los países, y por lo tanto son ajenos a los vaivenes que éstas puedan sufrir. Son entonces inversiones privadas cuya demanda aumenta de forma considerable en épocas de inestabilidad económica, como la que vivimos en la actualidad (alta inflación, precio de los combustibles y energías, por las nubes y mercados en máximos desconocidos…. toda una bomba de relojería para el sistema financiero).

Comprar monedas de oro -así como monedas de otros metales preciosos- presenta la seguridad como una de sus ventajas, ya que nunca el precio de éstas se verá reducido a cero. A diferencia de los valores bursátiles, que pueden perder todo su valor, las monedas de oro tienen un valor intrínseco que no desaparece. 

El oro es un metal precioso que tiene una alta densidad de valor. Es decir, una pequeña cantidad de oro ya supone un considerable poder adquisitivo, a diferencia de otros tipos de productos de inversión.

Es importante tener en cuenta también que cada onza de oro tiene el mismo valor, lo que significa que no existe variación alguna por su peso o pureza. Esto puede ser determinante para algunos inversores, ya que se evitan ciertos parámetros que sí existen, por ejemplo, en los diamantes.

Las monedas de oro de inversión son mundialmente conocidas y tienen una alta liquidez en el mercado internacional.

En comparación con las barras o lingotes, que ofrecen a los inversores la oportunidad de almacenar grandes cantidades de riqueza en metales preciosos, las monedas de inversión o bullion son más populares entre aquellos que buscan hacer un desembolso menor para preservar su capital en metales preciosos.

Exentas de impuestos.

Una de las mayores ventajas de invertir en bullion es que las acuñadas en oro están exentas del IVA en Europa o del Impuesto a las Ganancias de Capital (CGT) en otros países. Sin embargo, no todas las monedas están exentas, como es el caso de las acuñadas en plata, así que investiguen antes de comprar.

Cada año se emiten nuevas ediciones de las monedas bullion más populares, que varían en poco o en nada sus diseños tradicionales. A diferencia de las monedas de coleccionismo, en principio su valor en está ligado directamente al precio del oro y no a la rareza de cada pieza o a su estado de conservación.

Recuerde, cuando compre bullion, es importante los adquieran directamente a las casas de moneda que los acuñan o bien a distribuidores seguros y confiables que tengan un excelente historial y estén autorizados por dichas Cecas.

Los bullion ofrecen una propuesta de valor sencilla: poseer un depósito de riqueza históricamente confiable y estable, en una forma cuyo costo sea muy transparente y mínimamente diferente al establecido por el mercado global gigante establecido para tales metales.

Sin problemas para revenderla.

Además, la moneda de inversión es ampliamente reconocida y altamente líquida. Cuando se trata de revender, no tendrá ningún problema para encontrar una demanda significativa a un precio justo y universalmente reconocido. Una de sus grandes ventajas es que, en cualquier momento, el inversor o ahorrador en bullion puede vender sus piezas en cualquier parte del mundo a precios universalmente establecidos, publicados al instante en infinidad de webs oficiales de los grandes distribuidores autorizados.

Como regalo, las monedas de oro son una exquisitez siempre bien recibidas, sobre todo por un coleccionista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *