¿QUÉ ES BITCOIN?

A la respuesta a esta pregunta la mayoría de las personas dirá: Es Blockchain, es una tecnología criptográfica, es una criptomoneda, es dinero digital, etc

Todos ellos tienen algo de razón, pero ninguno ha dado exactamente en el clavo. Por ello, tras haberme dado cuenta los errores de concepto que tienen muchas personas cuando hablan de Bitcoin, me he decidido a crear este post, con la intención de aclararlo.

Para comenzar, debo indicar que de todas las definiciones que he leído, la que más me gusta y la que más se aproxima a lo que para mí es Bitcoin, es la que viene al inicio del genial libro “Mastering Bitcoin” de Andreas Antonopoulos, que es la siguiente:

Bitcoin es un conjunto de conceptos y tecnologías que conforman un ecosistema de dinero digital.

Referencia de “Mastering Bitcoin” de Andreas Antonopoulo

Dicho lo anterior entiendo que para los recién llegados al “Mundo Crypto”, la terminología puede ser bastante confusa e incluso engañosa. Algunas personas se refieren a Bitcoin cuando hablan de la tecnología de Blockchain, mientras que otras mencionan Blockchain cuando se habla de criptomonedas en general. Sin embargo, estos conceptos no son intercambiables, pues no son análogos: se refieren a conceptos diferentes pero relacionados. Por lo tanto, es importante entender las diferencias entre ellos. Vamos a definir los conceptos básicos de la tecnología Blockchain, las Criptomonedas y Bitcoin.

Blockchain:

Blockchain es un libro de registros digital, distribuido y descentralizado. En términos simples, Blockchain es como una versión electrónica del típico libro de cuentas de papel, donde se registran todas las transacciones que ocurran dentro de su red.

Concretamente, una Blockchain es una cadena lineal de bloques múltiples conectados y asegurados por pruebas criptográficas, utilizadas para validar las transacciones, que se consiguen tras resolver complejos algoritmos matemáticos.

El concepto “Distribuido” es debido a que las cadenas de bloques solo pueden ser actualizadas por el consenso de la mayoría de los participantes de la red, conocidos como Nodos, que no son más que un ordenador dispuesto para estas transacciones. Esta información no se podrá borrar, modificar, alterar, ni falsificar, por lo que Blockchain se presenta como un registro inmutable y permanente.

Para entender el concepto “Descentralizado” partimos de la base de que Blockchain nació por la necesidad de eliminar intermediarios. Por ejemplo los bancos, en el caso de las operaciones financieras. Estas instituciones se han erigido en necesarias para poder hacer transacciones económicas, porque ellas se encargan de certificar que somos quienes decimos ser. A cambio de prestarnos este servicio, se quedan con los datos de los usuarios para comerciar con ellos, vulnerando la privacidad y la libertad de sus legítimos dueños.

Blockchain vino para cambiar esto. Y es que con esta tecnología no es un único participante el que tiene la información, sino que esta se encuentra distribuida a nivel mundial entre millones de participantes en la red. Se trata de una gran base de datos en el que cada uno de los Nodos que la componenen, guardan una copia de la misma información, de manera que todos ellos participan en el proceso de verificación y validación de transacciones, de acuerdo con las reglas del sistema. Blockchain basa la certificación de la información en el consenso, es decir, si todos tenemos la misma información, significa que esa información es verdadera.

Cómo funciona Blockchain

Blockchain toma su nombre de la forma en que se organizan sus registros: una cadena de bloques vinculados entre sí. Para explicarlo de una manera muy simple, aunque el proceso real es mucho más complejo, un bloque es un dato que contiene, entre otras cosas, una lista de transacciones recientes. Los bloques, al igual que las transacciones, son públicos y visibles, pero, como hemos dicho anteriormente, no pueden alterarse. A medida que van añadiendo nuevos bloques a la cadena de bloques, se forma un registro continuo de bloques vinculados, inequívocamente interrelacionados entre ellos.

La principal razón por las que las cadenas de bloques son tan resistentes (inexpugnables a día de hoy, hasta que se extienda la tecnología cuántica….) a la modificación, es por el hecho de que los bloques están vinculados y asegurados por pruebas criptográficas usadas para la validación de las transacciones.

Para esta validación de transacciones (resolución de pruebas criptográficas) debemos distinguir 2 protocolos diferentes en los que se basan las distintas redes Blockchain:

Proof of Work o Prueba de Trabajo (PoW): es un protocolo que tiene el objetivo principal de desalentar los posibles ciberataques, como un ataque distribuido de negación de servicio (DDoS), que tiene el propósito de agotar los recursos de un sistema de computadoras enviando múltiples solicitudes falsas. Esto permite un consenso distribuido y no basado en la confianza, lo que significa que si quieres enviar y/o recibir dinero de alguien no necesitas confiar en los servicios de terceros. Profundizando más, la prueba de trabajo es un requisito para definir un cálculo computacional costoso, llamado minado, que necesita realizarse para crear un nuevo grupo de transacciones no basadas en la confianza (el llamado bloque) en el libro mayor distribuido (Blockchain).

En definitiva el minado sirve a dos propósitos:

  1. Verificar la legitimidad de una transacción.
  2. Crear nuevas monedas digitales recompensando a los mineros por realizar la tarea anterior.

Para acabar con la explicación PoW debo indicar que la cantidad criptomonedas que un minero recibe como recompensa por descubrir cada nuevo bloque es varialbe y viene definido en la programación de su blockchain. Por lo general, a medida que se van descubriendo más bloques, se va aumentando la dificultad necesaria para resolver los algoritmos matemáticos, reduciéndose en consecuencia la recompensa (cantidad de criptomonedas) que se consigue por el minado de cada nuevo bloque. Esto se conoce como Halving y lo vamos a tratar en un post exclusivo en los próximos días, pues estamos a menos de 50 días de que ocurra el próximo en la red de Bitcoin. Explicaremos en qué consiste y que consecuencias ha tenido históricamente sobre el precio de esta criptomoneda y como podría afectar para el futuro. No te lo pierdas! Está atento a las nuevas publicaciones, porque te interesa.

Proof of Stake o Prueba de Participación (PoS): La prueba de participación es una manera diferente de validar las transacciones basadas y lograr un consenso distribuido. Aunque también es un algoritmo, y el propósito es el mismo que el de la prueba de trabajo, el proceso para llegar a ese objetivo es muy diferente. En lugar de que los mineros compitan para resolver un problema, en PoS, el siguiente productor de bloque está determinado por algún proceso basado en el número de monedas que se encuentran en las billeteras. Este proceso confía en que aquellos con mayor interés tomarán decisiones responsables de la totalidad de la red.

Además, todas las monedas digitales son creadas previamente al inicio de la creación de la red, y su número es invariable

Esto significa que en el sistema PoS no existe recompensa de bloque, así los mineros puedan tomar las tarifas de transacción.

NOTA: Aunque por el carácter de la temática que tratamos en este Blog, lo enfocamos desde el punto de visita financiero/económico, debemos dejar claro que la tecnología Blockchain también puede aplicarse en otras actividades (medicina, clima, investigación, producción, ganadería, control de población, etc) que no necesariamente requieren operaciones financieras.

Criptomoneda

En términos simples, una criptomondeda es una forma digital de dinero (moneda digital) diseñada para funcionar como medio de intercambio. A diferencia de los sistemas bancarios tradicionales, las transacciones se registran en un libro mayor digital público (la blockchain) y pueden ocurrir directamente (ese es el objetivo!) entre los participantes (punto a punto) sin la necesidad de intermediarios. Utiliza la criptografía para asegurar y verificar transacciones, así como para controlar la creación de nuevas unidades de dicha criptomoneda. Esencialmente, las criptomonedas son entradas limitadas en una base de datos que nadie puede cambiar a menos que se cumplan condiciones específicas. Actulmente existen miles de criptomonedas, aunque la más popular, la primera, es Bitcoin.

Aunque, como hemos visto anteriormente (en la explicación de PoW y PoS) no todas las criptomonedas son minables, las muchas que, como Bitcoin, dependen del proceso de minería, tienen un crecimiento lento y controlado de su suministro circulante. Por lo tanto, la minería es la única forma de crear nuevas unidades de estas monedas y esto evita los riesgos de inflación que amenazan a las monedas fiduciarias tradicionales, donde un gobierno puede controlar la oferta monetaria.

Bitcoin

Bitcoin es la primera criptomoneda creada y es, naturalmente, la más famosa.

Vamos con un poco de historia: El 31 de octubre de 2008 un programador (o tal vez un grupo de programadores) bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto publicó un white paper en la Cryptography Mailing List de metzdowd.com con el nombre: Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System. En ese documento científico describió que es Bitcoin, la funcionalidad de la red blockchain que permite el funcionamiento de esta criptomoneda.

Posteriormente, el 3 de enero de 2009 se minó el primer bloque (bloque Génesis, así es como se llama el primer bloque de toda Blockchain) de Bitcoin. En él había un mensaje encriptado: “The Times 03/Jan/2009 Chancellor on brink of second bailout for banks”. Cuya traducción es: “El Times 03/Ene/2009 Canciller a punto de un segundo rescate para los bancos”.

Dicho texto coincidía justo el titular de la portada de ese periódico del 3 de enero de 2009. Seguramente puso esa fecha para “confirmar” que el bitcoin se creó el 3 de enero de 2009. El resto del texto es una incógnita; Cada uno que piense lo que quiera, pero muy posiblemente, o al menos eso pienso yo, su intención era la destacar la incertidumbre de la crisis financiera que en aquellos momentos ya azotaba al mundo.
De este primer bloque minado se obtuvo una recompensa de 50 BTC, quien los pillara…..

El protocolo de Bitcoin es de código abierto y cualquiera puede revisar o copiar el código. Muchos desarrolladores de todo el mundo contribuyen al desarrollo del proyecto.

Como la mayoría de las criptomonedas, Bitcoin tiene un suministro limitado, lo que significa que el sistema no generará más Bitcoins una vez que se alcance el suministro máximo. Aunque esto varía de un proyecto a otro, el suministro máximo de Bitcoin se establece en 21 millones de unidades. Generalmente, el suministro total es una información pública que se define cuando se crea la criptomoneda.

Continuando con la explicación de Bitcoin, la idea principal era crear un sistema de pago electrónico independiente y descentralizado basado en pruebas matemáticas y criptografía. Esto a día de hoy es una realidad, pues ya se puede pagar en muchos sitios con Bitcoin, y es indiscutible que es un sistema independiente y descentralizado. Lo que no tengo tan claro es si, a fecha de hoy, se han alcanzado las expectativas que su creador se imaginaba para estas fechas cuando nos lo entregó. Es cierto que hoy en día mucha gente conoce y maneja Bitcoin, pero su adopción es todavía muy escasa. Según las estadísticas, solo el 1% de la gente con acceso a internet, conoce Bitcoin.

Esperemos y confío en que esto vaya cambiando poco a poco.

Desde mi punto de vista esta gran tecnología reúne todas las condiciones para ser el futuro de unas nuevas finanzas que cada día se avecinan más fuerza (quédate con el concepto de las DEFI=decentralized finance, sobre las que en breve intentaré traer un artículo) y de las que a día de hoy aún estamos en lo que dentro de unos años veremos como su prehistoria. Siéntete afortunado de haber llegado a esta información y haber conocido esta tecnología en este momento. Desde ahora podrás jugar con ventaja sobre otros muchos que aún son ajenos y que, seguramente, cuando se quieran subir a la ola, tu ya llevarás una gran ventaja. El principal problema que le veo a Bitcoin es que es demasiado potente, lo que lo convierte en un duro rival para las finanzas tradicionales y para los Gobiernos, por lo que dudo que se/nos lo vayan a poner fácil.

Si te ha parecido interesante esta información, pero aún así te siguen quedando dudas, te invito a que, además de preguntarme lo que quieras a través del formulario de abajo y seguir las distintas entradas que iré publicando, te leas los siguientes libros (a cada cual mejor):

El internet del dinero de Andreas Antonopoulos.

El patrón Bitcoin de Saifedean Ammous.

La revolución Blockchain de Don Tapscott y Alex Tapscott

Y por último Mastering Bitcoin de Andreas Antonopoulos. Verás que de este no te dejo el enlace de compra, pues te lo voy a REGALAR solo por registrarte en la Newsletter. Tienes el formulario en el pie de esta misma página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *